En día mundial, vegetarianos recuerdan: “Es más fácil de lo que crees”

Aunque se ha hablado mucho sobre los beneficios para la salud y el medio ambiente de una dieta sin carnes, aún son muchos quienes a pesar de simpatizar con la causa, creen que llevarla a cabo es complicado y puede ser perjudicial.

 Foto: Getty ImagesFoto: Getty Images

Este martes 1 de octubre se celebra el Día del Vegetarianismo, una fecha celebrada internacionalmente para promover el estilo de vida vegetariano. Inicialmente promovida por la Sociedad Vegetariana Norteamericana y que hoy es apoyada por la Unión Vegetariana Internacional y su infinidad de colectivos asociados.

Aunque se ha hablado mucho sobre los beneficios para la salud y el medio ambiente de una dieta sin carnes, aún son muchos quienes a pesar de simpatizar con la causa, creen que llevarla a cabo es complicado y puede ser perjudicial.

Según Carvalho, incluso en ciudades de su país, de larga tradición carnívora, cada vez hay más lugares que posibilitan una dieta vegetariana estricta. Hasta en establecimientos en los que se sirve carne, se está abriendo espacio para este tipo de platos.

El hecho es que el vegetarianismo ha venido ganando cada vez más adeptos en todo el mundo, y varios famosos se han declarado seguidores del estilo de vida sin carne: desde el expresidente de EE.UU. Bill Clinton, a actores y actrizes de todas las edades.

Carvalho también menciona un aumento en el número de vegetarianos y simpatizantes. “Hemos detectado que en el mundo, incluso personas que no son vegetarianas han disminuido su consumo de carne. Y en Brasil ya son entre 8 y 9% de la población los que se declaran vegetarianos. Es una cifra enorme, unos 16 millones de personas”, dice.

Una alimentación baja en grasas y toxinas y alta en fibras favorece el corazón, entre otros sistemas de nuestro cuerpo. Foto: Getty Images
Una alimentación baja en grasas y toxinas y alta en fibras favorece el corazón, entre otros sistemas de nuestro cuerpo.
Foto: Getty Images

Ventajas para la salud

El vegetarianismo más estricto, o veganismo, excluye el consumo de cualquier artículo de origen animal (incluido el cuero), y es el que la SVB representa.

También existen los ovolacteovegetarianos, que consumen huevos, leche y sus derivados. Algunas personas consumen tan solo uno de esos alimentos, creándose las categorías lactovegetariano y ovovegetariano.

Categorias aparte, quienes se adhieren al vegetarianismo lo hacen por  tres causas: la defensa del medio ambiente, la defensa de los animales y la salud.

 Foto: La Cupcakería
Cupcakes veganos, un postre totalmente natural
Foto: La Cupcakería

El argumento de la salud se sostiene de la siguiente manera: el consumo de carne (que incluye pollo y pescado) está relacionado con la incidencia de algunas de las enfermedades y riesgos para la salud que más matan en el mundo, como son las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes tipo 2, el aumento del colesterol, o la obesidad, recuerda Carvalho.

Y no solo él, también un estudio mencionado por el diario británico Daily Mail asegura que quienes siguen una dieta vegetariana tienen un corazón más sano. Realizado con 45 mil personas, dicho estudio mostró que ser vegetariano implica menor presión sanguínea y colesterol, disminuyendo en 32% el riesgo de desarrollar una dolencia cardíaca.

Quienes sostienen estos argumentos tampoco olvidan el uso de hormonas antibióticos en la producción de carne, que a su juicio perjudica seriamente incluso a quienes no consumen alimentos de origen animal, ya que crea bacterias resistentes a estos antibióticos.

Defensa de los animales

La producción de carnes es la primera causa de la deforestación en la Amazonia. Foto: Getty Images
La producción de carnes es la primera causa de la deforestación en la Amazonia.
Foto: Getty Images

Quienes esgrimen el argumento animalistano tienen dudas: la explotación animal es inmoral y supone una discriminación a las otras especies (el especismo) similar al racismo. Independientemente de los sacrificios que puedan ser necesarios para apartar los productos animales de la dieta, incluso si es necesario tomar suplementos vitamínicos de por vida, el esfuerzo vale la pena.

Medio ambiente y ser humano

Por su parte, quienes son vegetarianos para defender el medio ambiente van más lejos: es este caso no se trata estrictamente de defender a los animales, sino a todo el ecosistema y por lo tanto al ser humano.

Según la SVB, el impacto ambiental del consumo de carne es muy significativo, sobre todo porque la producción animal es bastante ineficiente desde el punto de vista del uso de recursos (granos, agua, energía, etc.).

Además la estructura del producción favorece el cultivo extensivo de granos (soja, maíz) y de pastos para la alimentación animal, perpetuando el problema de la distribución de la tierra, grave en regiones como América Latina.

Esta ineficiencia en el uso y en el reparto de los recursos favorece la pobreza y la exclusiónsocial.

IMPACTO AMBIENTAL: NÚMEROS SORPRENDENTES
Según la SVB, dejar los productos de origen animal fuera del plato apenas un día se puede reducir el impacto en cerca de:
6,6 m² de bosque deforestado
792 litros de agua limpia (el equivalente a aproximadamente 16 baños)
50 Kg de CO₂ emitidos a la atmósfera (equivalentes a 240 Km rodados en un auto común
.4 Kg de granos (principalmente soja y maíz), usados para la alimentación animal, y que podrían ser destinados para el consumo humano

El problema del hierro

Una dieta vegetariana bien planificada puede ser adoptada incluso por deportistas y en todos los ciclos de la vida, hasta en el caso de los niños y de las embarazadas, asegura la SVB.

Una opinión que comparte Regina Helena Marques Pereira, directora ejecutiva del departamento de Nutrición de la Sociedad de Cardiología del Estado de Sao Paulo.

Marques Pereira advierte que las proteínas de la carne son más fácilmente absorvidas que las de los vegetales, por ello para hacer la sustitución es necesario consumirlas junto a un zumo de naranja, por ejemplo, ya que la vitamina C favorece la absorción de hierro, y vigilar periódicamente nuestros niveles de hierro en sangre.

“En el caso de los deportistas, es pobible que necesiten tomar suplementos, dependiendo de la intensidad de sus entrenamientos”, dice la nutricionista. “Pero no siempre es imprescindible”.

“Ya en el caso de los niños, es preferible que estos sigan una dieta vegetariana que incluya huevo y lácteos, para favorecer su desarrollo”, considera la nutricionista, aunque cree que “sobre el papel”, una dieta vegana es posible.

“Es posible crecer y tener una vida saludable con la dieta vegetariana, que para la salud cardiaca tiene beneficios”, asegura  Marques Pereira.

Es necesario comer a intervales cortos y regulares…todo el mundo, incluso aquellos que no son vegetarianos

 

Es un hecho que mal llevada, una dieta sin productos animales puede ser muy perjudicial para la salud, con la rápida aparición deanemia o la falta de nutrientes básicos. Por ello es necesario informarse a conciencia y contar con la asesoría de especialistas en nutrición.

Guilherme Carvalho recuerda además que es necesario comer a intervales cortos y regulares “todo el mundo, incluso aquellos que no son vegetarianos”, y recomienda llevar siempre algún snack en el bolso o la mochila, como fruta, galletas, barras de cereales, frutos secos, etc.

“Lo importante es no quedarse nunca largas horas sin comer, por el hecho de estar por la calle y no encontrar un menú vegetariano”, resalta Carvalho. “Puedes perder nutrientes y masa muscular”.

Para facilitar el paso saludable a una dieta vegetariana, la SVB ha publicado su guía nutricional. Tanto la Unión Vegetariana Argentina como la web Hazte Vegetariano, por ejemplo, publican sus respectivas guías en español.

Este site también incluye guías para encontrar restaurantes vegetarianos en las principales ciudades de Latinoamérica y España.

¿Cómo sustituir la carne?

Moussaca vegetariana, suculenta adaptación del plato tradicional griego que usa carne. Foto: Getty Images
Moussaca vegetariana, suculenta adaptación del plato tradicional griego que usa carne.
Foto: Getty Images

En términos nutricionales, las judías y frijoles son los mejores sustitutos de la carne, dice la SVB.

La ventaja es que son mucho menos calóricos: una porción de judías contiene 55 kcal mientras que la de carne contiene 190. 

También es posible sustituir las proteínas con garbanzos, lentejas, soja y guisantes.

Cereales, frutos secos, frutas y verduras y variados sucedáneos de la carne (que puede ser de soja o de otras semillas) también hacen parte de la dieta del vegetariano, que permite una creatividad ilimitada. Con abundante uso de condimentos y cremas, por ejemplo, las recetas acaban resultando originales, aromáticas y tan deliciosas que convencen incluso a los carnívoros. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s