España y el desarrollo inverso


Cuando dije que España caminaba hacia Brasil no imaginaba que lo haría tan rápido. Un país a merced de los vientos del capitalismo salvaje y de la ley de Darwin mal entendida, sin estructura pública ni servicios sociales.

El mío era un país del primer mundo y en dos años ha involuído ha perdido y perderá lo que décadas de esfuerzo consiguieron: ahora somos un país en desarrollo, en desarrollo inverso.

Hace casi tres años que estoy en Sao Paulo y desde aquí he visto desmoronarse mi país. Cuando llegué hablaba con orgullo del Estado De Bienestar – relativo- que se vivía allí, de lo baratos que eran los transportes públicos y la salud, aunque no fueran perfectos. Había muchs críticas que hacerle al país, claro, pero lo mínimo lo teníamos y podíamos decir que éramos Europa.

Ahora, en lo económico, somos Brasil cada día más. No es la recesión lo que me entristece, es la venta al por mayor del Estado Español en su conjunto, el suicidio de un país que vende las joyas de la abuela y luego queda a merced de los bandidos, como es el caso de América, norte, centro y sur.

Es más, incluso las naciones más desiguales del mundo están cambiando su discurso hacia políticas sociales, como el Bolsa Familia de Lula o la Reforma Sanitaria de Obama. Los dos son insuficientes, aliados del sistema y una cortina de humo, pero al menos son un cambio de discurso.

La venta de nuestro sector público la hemos venido experimentando en los últimos gobiernos tanto del PP como del PSOE, porque el festín liberal viene de la derecha que en los dos partidos hay. Se han cargado el sistema que vivieron mis padres, han destruído la esperanza de sus hijos.

Privatizaciones

Dice don Rajoy que dado que el sector servicios es uno de los motores de la economía española, hay que garantizar que funcione adecuadamente “eliminando barreras y posiciones anticompetitivas” que sólo provocan la “reducción de la calidad de la prestación y el aumento de precios”.

¿Se cree alguien todavía que la privatización favorece al consumidor? ninguno de los economistas a los que he consultado durante años me ha podido convencer; ni ellos se lo creen.

¿Cree alguien, con la que está cayendo, que ‘la mano invisible del mercado’ es eficiente? ¿A quién favorece la venta de Renfe o Aena? Y, dado que están vendiendo nuestras propiedades, las de todos los españoles, ¿no deberíamos, al menos, votar al respecto?

Impuestos directos y prestaciones sociales

Algunas de las medidas anunciadas puedo entenderlas o hasta aprobarlas: reducir el número de concejales, eliminar ciertos privilegios de los funcionarios (entiendo que por ahí va lo de la “mobilidad laboral” que quieren fomentar en el funcionariado), la tributación medioambiental o la subida de impuestos al tabaco.

Pero no me cabe en la cabeza que con un país en recesión, por una burbuja inmobiliaria, se penalicen -que es lo que ocurre al subir la carga impositiva- el consumo y la compra de viviendas, (uno de los sectores que más debía revivir en nuestra economía).

Eso sin hablar, claro, de que vivienda y consumo son necesidades de los ciudadanos vitales para su subsistencia y que subir los impuestos directos es la medida económica más insolidaria que existe.

Y sobre todo: es incomprensible que todos esos recortes en el sector público se estén haciendo para pagar la deuda del sector privado y aún nos quieran convencer de que las leyes del mercado son sagradas y que las que se oponen a ellas son jipis analfabetos..

Dolor y violencia

No he escrito nada sobre los recortes, la crisis y la violencia -literal- que golpea a mis paisanos porque no he tenido fuerza hasta ahora y porque no creo poder añadir nada más sesudo que lo que economistas internacionales, periódicos, blogueros o activistas en el terreno vienen denunciando… sólo puedo dejar aquí constancia de que me duele el pecho y de que no cuela.

Se está produciendo un crimen, un delito tras otro, un robo y quien opine lo contrario tendrá que argumentarlo y dejar de creer que la derecha encorbatada tiene el dominio del saber económico, de la seriedad y de la verdad.

Advertisements

2 thoughts on “España y el desarrollo inverso

  1. Mola este POST, no mola la realidad que describe o expone, aunque sea así de verídica. No supongo que los datos por ejemplo de AENA o RENFE puedan ser refutados, aunque habrá que estar dispuestos/as/@s a escuchar argumentos contrarios

    • Po zí… sufro en mis carnes lo que es una compañía de trenes privatizada y en manos de amiguitos del gobierno y no mola nada… pero si me convencen de lo contrario… ¡qué feliz seré! 😀

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s