Reivindico el centro de Sao Paulo

La ciudad de Sao Paulo es una de las mayores aglomeraciones urbanas del mundo. Unos 20 millones de personas viven en una megalópolis mayor que varios países y que constituye el corazón financiero y cultural de Brasil.

El país ha liderado históricamente los primeros puestos del ránking de desigualdad en el mundo, y su “capital no iba a ser menos; por lo tanto, Sampa es una ciudad de contrastes, donde estos llegan a ser dramáticos, y se sigue la tendencia de que barrios de IDH nórdico en las afueras convivan con zonas abandonadas o decrépitas en el centro.

Yo reivindico el centro de Sao Paulo,  que es el ejemplo de cómo la negligencia de los poderes públicos y el elitismo de unas políticas que sólo cuidan las regiones nobles han abandonado la zona más rica histórica y culturalmente de la principal ciudad de Brasil. 

Abandonar el centro es una locura, es renunciar no sólo al potencial humano y cultural de este, sino al potencial económico, a la explotación de la zona más privilegiada de la mayor urbe de América Latina.

Por eso lo reivindico: por su riqueza, por la belleza -aunque decadente- de sus edificios, por la variedad de sus gentes, por su red de metro (en una ciudad donde casi inexiste) y en definitiva, por recordarme lo que es una ciudad de verdad.

FUSIÓN CONTRA EL APARTHEID

Con frecuencia los contrastes de Sampa resultan en una especie de Apartheid social, barrios segregados donde las clases sociales no se mezclan más de lo estrictamente necesario (los pobres que trabajan para los ricos pueden entrar en los barrios nobles). La región centro, incluyendo hasta la Avenida Paulista, línea divisoria, es una excepción ya que reúne todo tipo de gentes, desde vagabundos a ejecutivos, pasando por intelectuales, modernillos, borrachos adolescentes,  funcionarios públicos  e incluso turistas, que fluyen entre el bullicio de sus bares, cafés cines y galerías de arte.

Pero la mayor parte del área continúa siendo inhóspita por la decrepitud que presenta, y los paulistanos intentan evitarla en sus ratos de ocio, sobre todo por la noche. Con la intención de revertir esta tendencia, varios movimientos culturales organizan actos callejeros y eventos para recuperar el espacio público perdido, como el Festival BaixoCentro, que se define como un “festival callejero colaborativo, horizontal, independente y autogestionado” organizado por productores independietes que pretenden resignificar la región.

Tanto ellos como otros muchos ciudadanos no se resignan a abandonar su patrimonio y, día a día, persisten en su empeño de disfrutar el corazón de su ciudad.

LOS PROBLEMAS DE SAO PAULO

El Instituto Datafolha publicaba en 2008 la encuesta “ADN Paulista“, que mostraba la opinión que los habitantes de la ciudad tenían de sus barrios. En la encuesta se abarcan los 96 distritos que conforman la megaurbe, agrupado en 8 regiones: Norte, Sur, Centro, Este, Oeste, Noroeste, Extremo Sur y Estremo Este.

Como es de esperar, el índice de satisfacción con cada barrio es directamente proporcional a la inversión pública y las infraestructuras y servicios de la zona. El distrito oeste, junto con parte de los distritos sur y central, son los que mejores índices presentan, no en vano son estos los reductos de moradores con más renta de Sao Paulo.

La sorpresa es que la categoría que más quejas recibe no es la que se refiere a la violencia, tráfico o contaminación (si bien estas son citadas por moradores de todas las áreas) sino al mal estado de las calles y carreteras, con asfalto agrietado, agujereado o simplemente inexistente, que se inunda o transforma en barro en las frecuentes lluvias.

Las quejas del Centro son otras: las pésimas condiciones habitacionales, (lo que incluye no sólo la mala condición de las viviendas, sino también hordas de sin techo) y el  consumo de drogas, que inunda zonas completas como era el caso de “cracolandia“, el barrio de los adictos al crack.

LINKS

Advertisements

8 thoughts on “Reivindico el centro de Sao Paulo

  1. Pensaba que el DF (conocido asimismo como el dEfECTUOSO) era la mayor metrópoli de Latinoamerica, porque no estaba incluyéndolo más bien en la órbita Norteamerica, aunque quizá Sao Paulo (o Sampa) sea la de mayor población, ya que el aludido dE eFE supera a Los Angeles

  2. Gracias . Supone un estupendo acercamiento para mi este “Reivindico el centro de Sao Paulo”, porque además, junto con el estudio del mercado audiovisual en Brasil -Septiembre 2010- que tienes publicado en el Perfil, los datos sociodemográficos son bien interesantes y, aunque abundantes, las narraciones no aburren. También me ha sorprendido agradablemente, al entrar en el epígrafe ENCUESTA o abrir esa pestaña, el contenido de la misma, bienhumorado y naive o mejor dicho puro o incorrupto, flipante, y eso que no pretendo calificar y analizar sino ilustrarme.

  3. gracias a tí! la encuesta no es mía, la encontré por ahí hace tiempo y me encantó… humor negro crudo y duro. Respecto a mis escritos… bueno, opiniones humildes de una “gringa”, como me llaman aquí, que todavía está intentando entender cómo carajas funciona este lado del mundo!

  4. Okay, lo consideras opiniones humildes de una “gringa¨, que por cierto no sé por qué te llaman así. Para mí expones con claridad, reivindicando desde el conocimiento de los datos que aportas. Aquí en Madrid hoy he pasado en coche delante de un sitio muy cerca del edificio de la SGAE, en la calle FernandoIV, donde había unos rótulos que decían “Madrid in love” 1- 30 Junio, y como no tenía ni idea de qué era eso, aunque suponía que era un mercadillo, lo he consultado en Internet y he encontrado esto del pasado año http://reformasdediseno.com/madrid-in-love-vintage-industrial-life-pop-up-store-diciembre-2011/
    Interesante, ¿No es así?. Saludos

  5. Mola! 🙂 me mola el vintage, la conservación del patrimonio… como reivindico 😛
    Entonces, a los extranjeros, todos, nos llaman “gringos”. Es un contagio mal traducido -no son pocos- del “gringo” mexicano, que quiere decir algo bien diferente. Lo peor: al resto de lationamericanos tb los llaman gringos, y los dejan putos da vida… 😀
    Echo de menos Madrid, por cierto…

  6. La historia que he escuchado del apelativo gringo a la que atribuyo mayor significación es la de la gente que escuchaba a la tropa vestida de verde autodenominarse greens. Entonces, en Vietnam o en Corea o en no se cuantos lugares donde tropas extranjeras angloparlantes habían invadido, la población autóctona aprendió a decirles, en ese mismo idioma inglés, que se largaran, green go.
    Ahora no inserto un emoticono porque no sé, porque los que has insertado molan mogollón!
    Por lo demás, claro que sí, hay patrimonio para reivindicar!
    Y que eches de menos Madrid no me extraña… sin agravios comparativos. Creo que sabemos a lo que nos referimos, con los puntos en común y afinidades que sean, que tampoco sé explicar mucho más al respecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s