Españoles en Brasil: los nuevos ilegales


  • Las nuevas y estrictas condiciones que Brasil impone a los turistas españoles responden a una nueva realidad: la de la inmigración -irregular- de los españoles al país sudamericano.

La ‘guerra diplomática’ entre Brasil y España vivió este lunes un capítulo crucial, cuando entraron en vigor las nuevas reglas para los turistas españoles que viajan a Brasil.

Estos requisitos, más restrictivos, se aplican siguiendo el principio de reciprocidad y piden condiciones que se exigen a los brasileños para entrar en Europa.

Este hecho no es anecdótico para España y no afecta solamente a aquellos que quieran bañarse en Ipanema o ver en vivo el Mundial de Fútbol.  El verdadero significado de esta medida es migratorio.

Buena parte de esos “turistas” españoles son inmigrantes ilegales. Se desconoce el número de españoles que trabajan irregularmente en Brasil pero esta es una práctica corriente, tanto para los aventureros a la caza de un trabajo como para muchos expatriados que establecen sus empresas en Brasil trabajando ilegalmente con visado de turista.

Una de las nuevas medidas impuestas por Brasilia, la suspensión de la prórroga del visado de turista, ha hecho especial mella en los españoles que ya se encuentran en Brasil.

Hasta ahora podía extenderse a 180 días. A partir de este momento, los turistas podrán permanecer tres meses, ni un día más.

Así, muchos españoles se ven obligados a volverse a su patria o a salir por tierra a países como Paraguay para volver a entrar en Brasil. Los clásicos métodos de la migración clandestina.

EL SUEÑO BRASILEIRO

Mucho se habla en España de la buena marcha de la economía brasileña y de las oportunidades de trabajo en el país. Creo que se trata de una exageración que puede llevar a engaños, pero en cualquier caso Brasil es un mercado prioritario para España y los objetivos no se alcanzarán sin firmar acuerdos o tratados.

Según el diario O Estado de Sao Paulo, la agencia de turismo brasileña asegura que el número de “visitantes” españoles creció un 15% el último año. El Consulado de Brasil en Madrid es consciente de que muchos de estos turistas tienen la intención de quedarse a trabajar en el país, y advierte tajantemente de las nuevas condiciones en su página web.

El motivo es que obtener un visado es una ardua tarea, sobre todo si se hace desde dentro del país.

Incluso teniendo una oferta de trabajo, la empresa debe justificar la idoneidad del candidato frente a otros trabajadores nacionales y enfrentarse a largos y costosos procesos burocráticos.

La mayor parte de las empresas brasileñas no quieren oír hablar de trabajadores sin permiso de trabajo, con lo que difícilmente harán una oferta, y las pymes españolas en Brasil con frecuencia tienen poco ‘fuelle’ financiero y tiempo para enfrentar esta pequeña odisea.

Además, si buena parte de los expatriados están en situación ilegal, la situación es peor para los becarios, cuyo visado se esfumó  en 2010.

LA PERCEPCIÓN DE LA INMIGRACIÓN

Las encuestas de opinión en España muestran un acusado rechazo a la inmigración ya que persiste la idea de que el flujo es alto y que los inmigrantes “robarán” los escasos trabajos.

Sin embargo, el saldo migratorio español, es decir, la diferencia entre el número de personas que entra en España y el que sale, registró un saldo negativo de 50.090 personas en 2011, primer año en el que desciende desde que se tienen datos.

En Brasil, gran parte de la opinión pública cree que España es un país “racista” con los brasileños, percepción alimentada por los medios de comunicación, que muestran casos como el Doña Dionisia Rosa da Silva, una anciana de 77 años que fue retenida durante tres días en el aeropuerto de Barajas y finalmente devuelta a su país.

NOTA: a foto es mía, es de mí. Conozco muchos españoles en situación ilegal cuyas declaraciones no voy a a incluir, pero mi caso vale como prueba del víacrucis burocrático que hay que pasar para trabajar en Brasil: aún con trabajo, casi lo pierdo por no poder obtener el visado. Finalmente regularicé mi situación por matrimonio. El amor lo arregló todo, menos mal.

LINKS

Advertisements

15 thoughts on “Españoles en Brasil: los nuevos ilegales

  1. Pingback: “Hasta hace poco he sido inmigrante indocumentada” « Shall I spell it?

  2. Te felicito por haber arreglado tu situación y por haber escogido (sí, la elección, la voluntad, esa gran desconocida de las normas migratorias) un país como el Brasil. Espero que ningún español pase por ese limbo administrativo, que las autoridades migratorias actúen con celeridad y respeto por los derechos de las personas. De todas las personas, sin importar de dónde vengan. Yo soy de un país sudamericano, a pesar de la crisis me siento bien en España, pero no puedo desarrollar mi proyecto porque las autoridades han decidido que no. Que no. Y yo me tengo que callar, tragar el no y seguir adelante, pero con el miedo a que se me caiga todo abajo. Las encuestas dicen mayoritariamente no a la inmigración, pero en las calles la gente, esa gente que opina que es legítimo que destrocen tus sueños, esa gente que directamente destruye tus sueños, te sonríe. Ese no masivo a una inmigración que creen masiva empuja a las Administradores a vulnerar las leyes y la Constitución con tal de generar más ilegales. La Administración fabrica ilegales como Mc. Donalds hamburguesas. Salen como salchichas. La gente opina porque tiene boca, pero desconocen totalmente las historias que existen en cada caso, las ilusiones rotas, los miedos, los cojones de salir de su propio país, la sensación de imposibilidad de regresar al país de origen (cosa que los españoles sí pueden realizar). Tiene que haber un poco de moral en todo esto. A mí me parece inmoral el tratamiento de la prensa de este tema: cuando vienen inmigrantes, la perspectiva de la noticia es de miedo. Cuando se van nacionales de este país a otro: historias de lucha. Pues todas las historias son historias de lucha, no solo las de los españoles emigrantes, presentados como valientes en su épica lucha contra los efectos de la crisis. Como se trata de un tema de carácter internacional, que los países apliquen la reciprocidad, y a rajatabla. Aplaudo al Brasil en este tema, en denegar las autorizaciones o las entradas porque aquí a sus nacionales se les hace lo mismo. Lo hacen por eso y no por ese “miedo irracional” a que les “quiten el trabajo” (te quita el trabajo el incapaz enchufado que ocupa un puesto para el que su perfil no se adapta, sea de donde fuere), y en esa parte son diferentes a los europeos. Sus razones son bien distintas, es la dignidad la razón. Pero en teoría las normas migratorias tienen que cambiar y ofrecernos otro tipo de óptica, pero los culpables son los ciudadanos y las autoridades populistas que les dan el gusto y convierten en leyes sus baratas opiniones de fascismo de café (o descafeinado cuando dicen “yo no soy racista pero”) en contra de los inmigrantes. Cosas de la democracia.

    • Gracias, Cosmopia, totalmente de acuerdo. Me gusta pensar que quiza ahora los espanholes empiezan a revisar sus certezas y a bajar sus aires de grandeza. Estoy totalmente a favor de la reciprocidad y creo que otros paises de America deberían aplicarla, sólo deben ver si realmente les conviene (en Colombia, por ejemplo, nos hacíamos el otro día esa pregunta: será que no sería arriesgado, con tanta empresa espanhola en el país? yo creo que merecería la pena). Ah, y no olvidemos que Espanha cumple las normas de la UE, o sea que la reciprocidad debería aplicarse en bloque, cosa que no ha hecho Brasil.

      En fin, puedo hasta entender que nos apliquen controles migratorios, a unos y otros, pero por lo que no paso es por la perspectiva tipo “yo no soy racista, pero” que impera a un y otro lado del charco. En Espanha es todavía peor porque hay más gente que nunca se ha buscado las castanhas fuera, y hablan desde su comodismo e ignorancia -y desde su racismo y clasismo, también a veces-. Pero en América también existe esa visión, por eso se desprecia al peruano en Chile o al boliviano en Brasil. Es triste y sólo podemos mantener la calma, la empatía y dar ejemplo, pero no podemos discutir con quien piensa así, no tiene remedio…

      • Hola!! La desesperación me ha hecho llegar aquí y no sé si me podréis ayudar, pero lo voy a intentar. Estoy ilegal en Brasil desde hace un año. Inicié un proceso de union estable que ya lleva un año y no parece que vaya a avanzar. Quiero casarme, pero claro, estando ilegal no puedo, o al menos eso me dicen en el cartorio. Estoy viendo posibilidades para irme a casar a España, pero claro, no sé cuánto tiempo tendré que esperar para volver a entrar en Brasil. ¿Hay que esperar 6 meses? Gracias…

      • Hola Laura! el otro dia Silvia, una cliente, me contó un caso exactamente igual… y me quedé sorprendidídima! bueno, en ese caso el pedido había sido “diferido”, creo. En tu caso, ¿qué significa eso de que no parece que vaya a avanzar? en mi caso, que fue de boda, me tardó casi dos años. Pero eso sí, en cuanto hice la solicitación y me dieron el resguardo, fiu al ministerio de trabajo y me dieron la carteira de trabalho… será que no es tu caso?

  3. Durante muchos años en España se ha ayudad y dado sanidad totalmente gratuita a personas inmigrantes, eso en Brasil no se hizo ni se hará. Es de sobra sabido que hay una gran cantidad de prostitutas brasileñas trabajando en España, lo que no ocurre a la inversa. Creo que era necesario poner un freno. No soy racista, soy realista. He vivido en Brasil y la miseria q hay alli y la falta de asistencia total social y sanitaria dista mucho aun de la española.Es Brasil la q tiene q bajar los humos. El milagro brasileño se producirá cuando la gente tenga acceso a una vida digna, q desde luego muchomundial pero aun no la tienen..Es una verguenza la desigualdad social de ese pais, q no alucinen tanto con el milagro cuando tienen tanta gente en la mas absoluta miseria!

  4. Hola de nuevo! Mi situación es que llevo un año esperando a que un juez firme mi unión estable. Yo estoy en Porto Seguro, Bahía y aquí la burocracia funciona extremadamente lenta, Han ido pasando los meses y hace tres mi abogado me dijo que estaba en la recta final. Pero todavía faltaría por celebrarse una audiencia y aún así nos lo podrían denegar. Mi mayor problema es que no puedo ir a España y volver a entrar. Y tampoco consigo información clara de las cosas, ni en el consulado de España ni en el registro de aquí. No sé si faltan 3 meses o 3 años. Así que voy a intentar casarme aquí o viajar a España y hacerlo allí. Una pregunta, cuando tú te casaste, ¿recibiste algún visado temporario (antes de pedir la permanencia) para poder entrar y salir sin problemas?

    • Si claro. Una vez que te casas, con ello vas a la PF (poli federal) y hasces la solicitación. Ahi te dan un resguardo, con eso ya estás legal en el pais, o sea no te pueden echar, puedes entrar y salir etc. Puedes ir al ministerio de trabajo y te dan la Carteira Provisoria. Lo que no tienes es RNE asi que no puedes abrir cuenta en el banco, entre otras cosas.

    • Además de en la PF, puedes pedir el visado en el consulado de Brasil, o sea, en España, pero tb en Argentina… así me lo confirmaron por email… y lo mejor, tarda menos. Miralo, esque yo no podía viajar…

      • Muchas gracias por la información. Ya hemos tomado la decisión de ir a España y casarnos allí, creo que es la alternativa más rápida y más segura. Espero poder volver cuanto antes para no perder el trabajo, pero bueno, siempre se puede empezar de cero otra vez. No sé tu nombre, pero gracias de nuevo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s