Cidade dos bikers

Foto de Mauricio Adachi

Vivir en Sao Paulo puede ser una actividad de riesgo. Sobre todo si pedaleas. El humo de la gasolina con plomo de su gigantesco parque de vehículos  llena los pulmones, aunque lo peor es el caos y el riesgo de atropellamiento. Pero en el último año ha crecido espectacularmente el número de ciclistas. Ya era hora.

Sao Paulo es una ciudad inhóspita para la vida callejera y con escasez de espacios públicos, por lo que la tradición ciclista es casi nula. Pero en los dos años que llevo aquí se ha producido un aumento radical en el número de ciclistas urbanos, (no apenas aquellos que hacen uso recreativo de la bicicleta) y con ello ha surgido una nueva mentalidad, una toma de conciencia hacia la importancia de la movilidad urbana y hacia la calidad de vida.

Lo más importante del movimiento es lo que tiene de do it yourself o sea, si el ayuntamiento, la industria automobilística y la mayoría de los paulistanos no ayudan, tendrás que ser tú, individuo. Súbete a una bici y mejora tu vida.  Y lo mejor de éste es que ese poder del individuo está fuertemente unido al colectivo (no, ¡no es una incongruencia!) y la masa crítica se está alcanzando en Sao Paulo, con continuos eventos e iniciativas que muestran a la sociedad, incluídos los propios bikers, que otra ciudad es posible.

Los ángeles de bike
La que es sin duda la iniciativa más interesante y sorprendente nació de un colectivo de voluntarios. Los Bike anjos, o sea, los ángeles de la bici, son un grupo de ciclistas experimentados que ayudan a quien está empezando a pedalear a moverse por Sao Paulo. Quien desea iniciarse como ciclista urbano puede contactar un ángel por internet y este aparecerá en su casa para acompañarlo y llevarlo, por ejemplo, al trabajo. Los bike anjos ayudan a programar rutas, dan consejos sobre cómo moverse con seguridad y adaptan la intensidad a la preparación física de la persona. Y todo esto, voluntario. “¿por qué? porque creemos en una ciudad mejor” , dicen los portavoces.

Una muestra de su trabajo puede verse en este vídeo, en el que varias personas prestan declaración sobre cómo aprendieron o están aprendiendo a montar.

Y no son los únicos. El colectivo femenino de ciclistas Pedalinas, busca fomentar que más mujeres usen la bici, ya que estas tienen menos tradición en el ciclismo urbano, al menos en Sao Paulo. Ellas organizan talleres para enseñar a las chicas a subirse a una bici, además de enseñar otros trucos.

Otros ejemplos, la mayoría de Sao Paulo, aunque el movimiento es nacional:

  • Bicicletada Sao Paulo: versión brasileña de la Critical Mass.
  • Plaza del ciclista: en la emblemática Avenida Paulista, los bikers han tomado este lugar como punto de encuentro, y de partida para las bicicletadas.
  • Ciclo Faixa: La buena noticia: carril bici que une todos los parques de la ciudad. La mala: sólo domingos y festivos, y con horario reduzido.
  • Nossa Sao Paulo: colectivo que lucha por una mayor calidad de vida en Sao Paulo, que ha lanzado un estudio de movilidad, en la Cámara de Sao Paulo, con ocasión del Día Mundial sin Coches.
  • Semana de la movilidad: un sinfín de eventos para conmemorar el Día Mundial sin Coches, como seminarios, bicicletadas, talleres de arreglo bikes, para aprender a montar, y para donar y reutilizar bikes en comunidades desfavorecidas.
  • Bicicletarios: presentes en las principales estaciones de metro y tren. Previo registro, pueden estacionarse bicicletas y también tomar prestadas.
  •  Los perfiles de Twitter de colectivos, cicloactivistas, periodistas y afines proliferan
  • Pedal de salto alto, en español: “pedal con tacones” es una llamada de atención al ciclismo urbano, no de ocio, de mujeres que no por querer y tener que estar elegantes para trabajar, han de renunciar a la bici. Esto es especialmente relevante ya que la clase social está muy ligada al uso de la bici aquí, o sea, la bici es de pobres o de jipis.
  • A ellos se unen iniciativas como “otras noches son posibles” un circuito de bares y salas de conciertos “bike friendly” (proyecto aún embrionario) o “Ciclo mídia” empresa de servicios relacionados con la bike, como aparca bicis para eventos o paraciclos con publicidad, que pueden instalarse en comercios, por ejemplo.

Ciudades para personas
Por último, mencionar uno de los ejemplos periodísticos más influyentes a este respecto, el “Cidades para pessoas” el excelente proyecto de la periodista Natália Garcia, que va a viajar por doce ciudades del mundo, vivir un mes en cada una de ellas y extraer aprendizajes útiles en cuanto a movilidad urbana y otros aspectos,  que comparte con licencia creative commons: el primer reportaje, sobre Copenague, tuvo una enorme repercusión y fue reproducido en varios medios.

Jan Gehl. El urbanista mediático.
Click en la imagen para leer entrevista

Así que por fin, parece que el único referente de los brasileños no es Miami, ahora miran hacia Copenague,  ciudad pionera en el uso de la bicicleta como transporte urbano. La calidad de vida es codiciada, y ese es el primer paso para conseguirla.

“Los habitantes de Copenague están bien felices”
Click en la imagen para ver vídeo

Advertisements

5 thoughts on “Cidade dos bikers

    • Muchas gracias. Se me olvidó decir que yo soy una de esos bikers suicidas. ¡Se agradece el apoyo! en seguida voy a actualizar, pues me he olvidao de dos de las mejores iniciativas 🙂

  1. Pingback: Carne de metro « Shall I spell it?

  2. Pingback: Reivindico el centro de Sao Paulo « Shall I spell it?

  3. Pingback: De que maneira a bicicleta pode melhorar a sua vida em Sampa? « Shall I spell it?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s