Tengo unos problemillas con Latinoamérica

Cuando yo me vine para acá estaba emocionada, con un millón de ideas en la cabeza. Pensaba que por fin iba a encontrarme con mis héroes latinoamericanos, esa población sufriente y luchadora, multirracial, idealista, de puño en alto y de bailes tradicionales. Claro que también esperaba encontrar jóvenes modernos de dichos y hechos, y un universo totalmente nuevo y renovador.

Cuando te das de bruces con una realidad que no esperabas uno se resiste a la decepción: espera que todavía no he visto nada, aún no he conocido a la gente apropiada, llevo poco tiempo aquí, es el mainsteam, el underground me espera, lo que pasa es eso, que está under the ground… y te resistes a admitir que esto es lo que hay. ¿En que punto estoy yo? he llegado ya? ¿qué hago, me rindo?

Pues eso, decía que nada más lejos de la realidad que lo que me he encontrado aquí.

Lejos de los Chico Buarque y los Vinicius, me he encontrado más jenifers lópez y perdónenme lo burdo de la comparación. No, no he encontrado ese pueblo combativo. He encontrado (vivo en Brasil) una gente encantadora, simpática y alegre, ocurrente y con chispa, pero profundamente ignorante y ay! con más de un hervor faltando en muchos, muchos más de los casos que debería.

No me refiero a las miserias que son muchas y todos conocemos. Me refiero a esa “gran” masa de “clase media” creciente, que tiene para comprarse tele y coche, y ropita importada pero que no tiene ni idea del mundo en que vive y ni ganas tiene. Y oye, que vengo de España, que no es cuna de la conciencia colectiva y la intelectualidad precisamente, pero es que no he visto un pensamiento más uniforme en mi vida. (ni una estética, tampoco).

Pero el caso es que me vuelve la esperanza. Del mismo modo en que nunca imaginé que en España se organizarían diarias y masivas asambleas vecinales (en mi barrio, que lo más serio que se debatía era el gran Hermano o el cómo los inmigrantes nos quitan el trabajo), veo cómo miles de personas se concentran en Brasilia para salvar la Amazonía o en Sao Paulo (unas cuantas menos), para salvar la marihuana y la libertad.

Cuidado con creerse a pies juntillas los límites y los “aquí no hay manera”. No hay nada más infranqueable que una barrera auto impuesta.

Advertisements

One thought on “Tengo unos problemillas con Latinoamérica

  1. No es fatuo optimismo el comprobar que la gente va o vamos actuando en virtud de la coherencia cognitiva. El consiguiente asunto es al respecto de la velocidad del proceso transformador

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s